Ecografía en la semana 13 de embarazo.

Matrona Leticia del Valle

En la semana 13 de embarazo tu bebé pesa unos 20 gr y mide entre 7 y 8 cm. A pesar de su tamaño ¡es increíble  ver cómo se mueve!

¿Cómo está tu bebé?

Su cuerpo ya está más proporcionado y la cabeza representa solo un tercio de la longitud. Los ojos, la nariz, la barbilla, la boca, los labios… está todo en su lugar. Sí, su carita ya se va dibujando. Aparecen los primeros pelitos en la zona del labio y las cejas. Sus huesos se vuelven más sólidos. La piel se hace sensible al tacto: tu bebé puede sentir tu presión o tus caricias. Se avecinan momentos maravillosos.

¿Cómo estás tú?

Habrás  notado que tu pecho ha ido aumentando poco a poco cada semana.  Las mamas incrementan su volumen por el aumento de la glándula mamaria que se está preparando para amamantar. Hay un mayor aporte de sangre, por lo que notarás las venas superficiales del pecho más visibles y azuladas. La areola mamaria  se oscurece. Los pezones están más sensibles y se pueden volver dolorosos con el tacto. Esta sensibilidad desaparece tras el parto, por lo que no es una molestia en la lactancia.

 

¿Cómo está tu pareja?

Ya sabíais que este feliz acontecimiento iba a trastocar vuestra vida, incluso lo habíais hablado. Pero aún así, el cansancio o los nervios provocados por el embarazo pueden influir en la pareja más de lo que hubieras imaginado. Puede que no estéis siempre en sintonía, que no estéis siempre disponibles, que vuestras prioridades o ganas no coincidan. No dejéis que se instale el mal ambiente. Simplemente aceptad las ganas y el humor de cada uno, ya que este desfase entre ambos es normal y provisional. Esta nueva comprensión mutua os permitirá incluso reencontraros antes de lo que creéis y vivir esta bonita etapa con armonía.

 

Mis consejos

El aumento del tamaño del pecho conlleva una distensión en la piel lo que puede provocar la aparición de estrías. Cuando aparecen son rojas y con el tiempo se vuelven nacaradas. También puede que notes picor o escozor.

Para evitar todas las molestias:

  •  Utiliza un sujetador adecuado, que no te  comprima, sin aro y  preferiblemente de algodón. A lo largo del embarazo, es normal que cambies de talla.
  • Dúchate o báñate evitando temperaturas muy altas. Evita el uso de jabón en areolas y pezones, ya que suelen producir sequedad y favorecer la aparición de grietas.
  • Aplica diariamente aceite o  crema hidratante o antiestrías mediante suaves masajes, para conseguir una buena elasticidad.

Vive la experiencia de conocer a tu bebé con Tu Eco Bebé

 

 

Ir arriba