Episiotomía ¡Qué es y cuando se recomienda?

Matrona Leticia del Valle

Cuando piensas en el parto, una de las preocupaciones más frecuentes es la episiotomía y es que se ha convertido en la  intervención quirúrgica más frecuente del mundo, y también, en la más controvertida.

¿Qué es la episiotomía?

La episiotomía es el corte que en ocasiones, hay que realizar durante el parto en el periné (entre la vulva y el ano) cuando el bebé comienza a asomar la cabeza. La finalidad es acortar y facilitar la salida del bebe o bien evitar desgarros profundos en los músculos del periné. Se realiza con tijeras o bisturí. Si no tienes analgesia epidural, se inyecta un anestésico local en la zona antes de dar el corte para evitar que sientas dolor. La sutura de la herida  se realiza con puntos que se caen solos o el cuerpo los reabsorbe (generalmente entre 8 y 25 días).

¿Qué es un desagarro?

El desgarro es la herida que se produce cuando se rompen los tejidos espontáneamente al salir la cabeza o los hombros del bebé. Y es que aunque la vagina es elástica, a veces no cede lo suficiente.

Dependiendo a  que tejidos afecte se clasifica en grados. Los de grado I y II tienen menos repercusión y complicaciones que una episiotomía. Los de grado III y IV son los que afectan a tejidos más profundos. Ocurren en muy pocas ocasiones, pero su recuperación es más lenta y molesta y suelen tener más complicaciones.

¿Es necesaria la episiotomía?

No. Antiguamente se realizaba por rutina en todos los partos. El motivo era porque pensábamos que un corte limpio, preciso y controlado por nosotros con tijera o bisturí, cicatrizaría mejor y dejaría menos secuelas y menos dolor en esa zona. En ningún momento, por lo menos en mi caso y en el caso de las compañeras y compañeros con los que he trabajado, existía un motivo de superioridad hacia la mujer o de falta de respeto hacia su cuerpo. Los estudios y la evidencia científica nos han demostrado, que las episiotomías pueden dejar más secuelas que pequeños desgarros. Por eso, hoy en día, intentamos evitar hacerte una episiotomía.

¿A qué mujeres se realiza la episiotomía?

Es imposible saber con antelación si vas a necesitar una episiotomía. Hasta el último momento del parto, justo cuando tu bebé comience a asomar su cabecita por la vagina, no se podrá tomar la decisión. Depende de la flexibilidad del periné y de la urgencia que exista en que salga el bebé.

En ocasiones, la realizamos pensando en ti  para evitar secuelas importantes del parto, como la incontinencia o dolor en las relaciones sexuales. Si tu periné no tiene la suficiente elasticidad para evitar que al salir la cabeza o los hombros de  tu bebé sin que te produzca desgarros profundos en los músculos, te realizaremos una episiotomía y protegeremos tu periné.

Otras veces, el motivo será tu bebé. Hay veces que es necesario facilitar la salida del bebé para finalizar el parto, sobre todo cuando su  bienestar está comprometido por el duro trabajo del parto, porque le cuesta aguantar la fuerza de las contracciones, por su tamaño o porque esté en una postura complicada para nacer. La episiotomía consigue hasta 3cm más de apertura vaginal.

¿Se puede evitar la episiotomía?

Si, se puede y se debe evitar.  Para ello son necesarias dos cosas:

  •  Que hagas una buena preparación al parto durante el embarazo practicando los ejercicios de Kegel y sobre todo, realizándote un masaje perineal las últimas semanas.
  •  Que la matrona o el ginecólogo que te atienda en el parto proteja tu periné en el momento de la salida de tu bebé.

Aunque ya he dicho que cada vez hay menos sitios donde se realizan episiotomías de forma  rutinaria, mi opinión es que se siguen realizando demasiadas, bastantes más de las necesarias. Por eso, tan importante es que las matronas y ginecólogos se conciencien, como que las mujeres se preparen durante el embarazo junto a su matrona.

 

Si te gusta y lo compartes ¡genial!. Me ayudarás a conseguir que más mujeres estén informadas.

Ir arriba