¿Qué es una candidiasis vaginal?

Matrona Leticia del Valle

La candidiasis vaginal es una infección causada por hongos (Cándida), que puede afectar a vagina y vulva. Es la infección más frecuente, pero no es una infección de transmisión sexual.

¿Por qué ocurre?

Los hongos (cándidas) se encuentran normalmente en el tubo digestivo, la piel y la vagina. Solo su presencia en la vagina, no genera ninguna infección porque están en equilibrio con otros microorganismos que son necesarios y beneficiosos para formar la flora vaginal. Cuando se rompe este equilibrio, los hongos se desarrollan excesivamente.  Si el aumento de hongos (cándidas)  va acompañado de síntomas y signos de inflamación de la vagina, eso indica que hay infección.

¿Qué síntomas se notan?

Aunque la cándida es bastante inofensiva, sus síntomas son muy muy molestos.

  •     Picor. Es un picor constante e intenso que no cede aunque te rasques. En ocasiones puede escocer al hacer pis o al tener relaciones sexuales.
  •     Flujo vaginal anormal. El flujo cambia y se vuelve espeso, blanquecino y muy abundante. No es maloliente. Hay otras causas, diferentes a los hongos, que pueden ocasionar flujo vaginal anormal, pero el de cándidas es muy característico.

Aunque los síntomas se identifican facilmente, para comprobarlo hay que realizar un exudado vaginal (cultivo). Especialmente indicado cuando hay un episodios frecuentes.

 

¿Cuál es el tratamiento de la candidiasis?

El tratamiento es fácil. Con antifúngicos orales (pastilla) o intravaginales (óvulos), durante 1,3 ó 7 días. Si hay síntomas externos en la vulva se añade tratamiento tópico (pomada).  Sin tratamiento, la infección puede ser transitoria o persistir unos cuantos meses. Los antibióticos no curan la infección, sino que la empeoran

A pesar del tratamiento y la curación de un episodio de infección por cándidas, la mujer puede tener recaídas y más de un episodio a lo largo del año.

 

¿Se lo puedo contagiar a mi pareja?

La abstinencia sexual hasta la curación de la candidiasis, puede ser beneficiosa para evitar molestias durante las relaciones, pero no tiene relación con la transmisión de la infección. Que la mujer transmita la cándida al hombre, se considera una transmisión poco frecuente. Raramente está indicado el tratamiento de la pareja (hombre), solo si  presenta síntomas como lesiones en el glande o placas blanquecinas.

¿Se puede evitar?

Hay situaciones, que por los cambios que producen en la flora y en el PH vaginal, pueden favorecer una infección por cándidas, como el embarazo, algunos anticonceptivos hormonales, la menstruación, antibióticos, corticoides, diabetes mal controlada, exceso de humedad perineal o un exceso de la higiene íntima.

En la mujer no se puede siempre evitar la infección porque no se adquiere por contacto con personas u objetos. El germen proviene del organismo mismo,  y no podemos evitar algunas circunstancias, como el embarazo,  solo por el hecho de que puedan favorecer una candidiasis. Lo que si puedes hacer es  no  automedicarte y  acudir a tu médico para que te ponga el tratamiento adecuado.

 

Si conoces a alguna mujer que crees que le gustaría leerlo, por favor compártelo.

 

 

Ir arriba