La ecografía de la semana 12 o ecografía del primer trimestre, es sin duda el momento más esperado desde que descubriste que estabas embarazada. ¡POR FIN! vas a ver y escuchar a tu bebé. Y es que, en los centros públicos, la primera ecografía no se hace hasta esta semana. Pero además de lo emocionante que es ver una imagen de tu bebé, esta ecografía tiene mucho valor desde el punto de vista médico porque va a ser el primer examen de salud de tu hijo.

La ecografía de la semana 12 es tan especial y tan intensa que hace que vivas esta semana con mucha ilusión pero tan bien con muchos nervios.

¿Por qué es tan importante la ecografía de la semana 12?

Para ti es importante porque si no te has hecho ninguna ecografía en algún centro privado, va a ser la primera vez que veas a tu bebé. Seguro que estos meses se te han hecho largos, bueno más que largos, larguísimos. Y es que el momento de conocer a tu hijo, ver como se mueve, que aspecto tiene… es un momento único. Y eso que es muy probable que hayas buscado imágenes en internet y más o menos te imagines el aspecto que va a tener en esa semana. Pero ahora no vas a ver a un bebé de 12 semanas, vas a ver a tu bebé, al que está dentro de ti. Algunas madres incluso lloran en la consulta. Y no es para menos. Para mí, estar presente en ese momento, junto con el de abrazarlo por primera vez después del parto, son los momentos más emotivos de mi trabajo como matrona. Todavía se me ponen los pelos de punta recordando la emoción de la primera ecografía en cada uno de mis tres embarazos.

Pero la ecografía de la semana 12 también es muy importante desde el punto de vista médico. En los últimos años, ha evolucionado tanto, que ha pasado de ser una ecografía básica, a ser una de las más trascendentes junto con la del segundo trimestre. Tanto, que aunque te hubieses hecho una ecografía antes de la semana 12, es obligatorio que te la repitas en estas semanas, porque hay parámetros que no se pueden estudiar antes.

También te quiero aclarar que aunque la llamemos la ecografía de la semana 12, se puede realizar entre la semana 11 y 14. Muchas de vosotras me preguntáis que porque hay que esperar tanto para hacerse la primera ecografía. El motivo es que a partir de la semana 12 es cuando se obtiene más información sobre el desarrollo de tu bebé. Pero si estás muy agobiada por saber si todo va bien, puedes hacerte antes una ecografía en algún centro privado.

¿Qué se detecta en la ecografía?

Lo primero de todo hay que comprobar que el bebé se encuentra dentro del útero y si hay uno ¡o varios bebes! En el caso de que haya dos, hay que ver si cada uno tiene su placenta o comparten la misma. Y con la bolsa de líquido amniótico igual.

Luego se confirma el latido cardiaco fetal. Tendrás la oportunidad de oír y ver como late su corazón en vivo y en directo.

A continuación el ginecólog¬@ determinará la edad del bebé midiendo la distancia que hay entre su cráneo y la rabadilla (CRL). Es lo que se llama datar la gestación. Es importante, en primer lugar para calcular la fecha probable de parto (semana 40 de gestación) y en segundo lugar porque algunas pruebas es necesario que te las realices en determinadas semanas concretas para que su interpretación sea correcta.

Hay ocasiones en las que la fecha de parto que se calcula con la ecografía, no coincide con la que te calculó tu matrona la primera visita basándose en el día de tu última regla. No te preocupes. Eso ocurre porque antes de la ecografía, calculamos de cuantas semanas estás embaraza suponiendo que tus reglas fuesen cada 28 días y que te hubieses quedado embarazada justo a la mitad (a los 14 días de comenzar con la regla), coincidiendo con la ovulación. Pero eso no siempre ocurre, sobre todo si tus ciclos son irregulares. Pero la fecha que es fiable, es la que se calcula mediante la ecografía con la medidas del bebé, ya que en el primer trimestre todos los bebés crecen a la misma velocidad y es fácil calcular exactamente cuantas semanas tiene.

A partir de la semana 12, la edad gestacional se puede calcular midiendo el diámetro biparietal o DBP (distancia entre los huesos laterales del cráneo), la circunferencia cefálica o CC (la distancia que va desde la parte por encima de las cejas y de las orejas y alrededor de la parte posterior de la cabeza). y la longitud del fémur o LF (el hueso del muslo) .

A continuación le harán un estudio morfológico, que consiste en estudiar los órganos ya formados para comprobar que no hay ninguna malformación. Aunque no se pueden ver todos los órganos porque algunos son todavía pequeños para un estudio (se verán en la ecografía de la semana 20), en esta semana ya se pueden ver las extremidades, el estomago, los pulmones, el corazón…

También le medirán el pliegue nucal (técnicamente llamado translucencia nucal). Es un acúmulo de líquido que se produce en la parte detrás del cuello del bebé. Los estudios demuestras que si se acumula más líquido y el grosor es mayor de lo que se considera normal (3mm en la semana 12) existe un mayor riesgo de una alteración genética como el síndrome de Down o el síndrome de Turner. En este caso, te recomendarían una amniocentesis en la semana 15 o una biposia corial en ese momento para poder confirmar o descartar un diagnóstico, ya que solo con la medida de la translucencia nucal no es suficiente. La medición de la translucencia nucal se tiene que realizar antes de la semana 14 para que tenga validez.

Si no te quieres someter a una prueba invasiva, existe la posibilidad de que te realices un test en un centro privado donde se puede analizar el ADN fetal (los genes de tu bebé) a través de una analítica de sangre tuya.

Los datos obtenido en la ecografía de la semana 12, se unirán a los resultados de la analítica que te debiste realizar antes de la semana 12 y un programa informático calculará que riesgo hay que tu bebé tenga una alteración cromosómica. Es lo que se llama triple screening o screening combinado y puede llegar a detectar hasta el 85% de las alteraciones cromosómicas.

El estudio se completa comprobando la presencia del hueso nasal y midiendo dos marcadores Doppler ( el ductus venoso y el flujo a través de la válvula tricúspide del corazón del bebé).

Por último se estudia la placenta y el líquido amniótico y tu útero y ovarios para descartar que no tengas ningún mioma o quiste.

¿Se puede saber el sexo del bebé?

Aunque los genitales externos ya están prácticamente diferenciados, todavía no se pueden ver por ecografía en la semana 12. Tendrás que esperar hasta la semana 16 donde ya es posible distinguir si son masculinos o femeninos (siempre que la postura de tu bebé no lo impida).

Lo que sí se puede identificar en la semana 12 es lo que se llama falo o tubérculo genital que aunque es similar en ambos sexos, si es niña está orientado en horizontal y si es niño en vertical. Pero tiene una certeza del 70%, por lo que se recomienda esperar a la semana 16 para confirmarlo.

¿Cómo verás a tu bebé en la ecografía?

A las doce semanas tu bebé mide aproximadamente 6 cm y pesa unos 14 gramos. Esta medida es solo de la cabeza y el cuerpo, ya que en el embarazo no se puede medir entero al bebé porque nunca están estirados. Pero a pesar de su pequeño tamaño, es increíble el aspecto que tiene. Su cabeza cada vez es más redonda y su perfil se va definiendo cada vez más. Verás que ya es capaz de estirar y encoger sus brazos y piernas, de estirar el cuello e incluso abrir y cerrar la boca. Sus cuerdas vocales se han formado Los dedos de sus manos y sus pies están separados unos de otros y puede moverlos. Comienzan a formarse sus uñas. Y aunque no lo puedas ver, el vello comienza a ir apareciendo en todo su cuerpo poco a poco.

La mayor parte de sus órganos ya funcionan aunque tienen que seguir desarrollándose. Su cerebro comienza a segregar hormonas y su intestino delgado ya es capaz de contraerse para transportar la comida.

¡Es increíble la vitalidad que puede llegar a tener!

¿Es segura la ecografía?

La ecografía es una técnica muy segura. Es inofensiva tanto para ti como para tu bebé porque que utiliza ultrasonidos para ver la imagen y no radiaciones (como ocurre en las radiografías o en un TAC).
Se ha estudiado en numerosos estudios y no se ha demostrado que ninguna mujer o recién nacido, hayan resultado dañados por el uso de la ecografía. Por eso se ha convertido en una prueba imprescindible en el embarazo y no está contraindicada en ningún caso.

¿Cómo se hace la ecografía?

La ecografía de la semana 12 se hace por vía vaginal y no es necesario que lleves la vejiga llena ni tengas ninguna preparación especial. Aunque se recomienda que no te eches cremas ni aceites en la tripa desde la noche anterior a la ecografía.

Solo en el caso que por la posición de tu bebé no se pueda medir el pliegue nucal, será necesario complementarla con una ecografía vaginal.
Como en la mayoría de las pruebas médicas, es necesario que firmes un consentimiento. En el confirmas que te han informado en qué consiste la ecografía y las limitaciones que tiene.

¿Puedo elegir entre distintos tipos de ecografía?

Si a lo que te refieres es si puedes elegir la posibilidad de hacerte la ecografía en 2D (blanco y negro) o en 3D (color), la respuesta es NO. Aunque la ecografía 3D/4D se puede realizar en la semana 12, los centros públicos realizan la ecografía del primer trimestre en 2D de forma habitual.

Si quieres ver a tu bebé en una imagen con volumen (3D) y además verlo en movimiento a tiempo real (4D) deberás acudir a un centro privado y realizarte otra ecografía. La ventaja, que podrás ir acompañada de quien tú quieras y además te llevarás varias imágenes de recuerdo.

¿Puedo ir acompañada a la ecografía?

Eso dependerá de las normas de cada hospital. Lo más habitual es que dejen pasar solo a una persona contigo (normalmente tu pareja) pero a nadie más. Yo te aconsejo que no vayas sola porque es un momento muy emotivo y merece la pena poder compartirlo. Estoy segura que ver juntos la imagen de vuestro bebé os llenará de felicidad.

¿Cómo estás tú en la semana 12 de embarazo?

Como dice el refrán, un embarazo es cosa de dos. Y para mí, es muy importante también no solo cómo está tu bebé si no cómo estás tú, que pasa en tu cuerpo y por tu cabeza.
Lo normal es que tu cuerpo se haya adaptado ya a los cambios producidos por el embarazo. Tendrás más energía que los primeros meses y necesitarás dormir menos horas. Si has tenido nauseas o vómitos lo más probable es que desaparezcan, ya que la hormona B-HCG (hormona del embarazo que se relaciona con las nauseas ) comienza a disminuir en esta semana. En el 60% de las embarazadas, las nauseas desaparecen en la semana 12; en otro 30%, en la semana 16 de embarazo; y sólo en un 10% persisten durante todo el embarazo. Aunque de forma menos frecuente. A pesar de lo molesto que es, si solo tienes nauseas, no debes preocuparte porque no le afectan a tu bebe. Si tienes vómitos persistentes hay que valorar si tienes riesgo de deshidratación en cuyo caso necesitarías ingresos e hidratación intravenosa. Para que la deshidratación no te cause daños ni a ti ni a tu bebe

Tu piel habrá comenzado a notar los cambios hormonales. Las glándulas sebáceas han aumentado su actividad y te puede aparecer acné. Los lunares y las pecas suelen oscurecerse y aumentar de tamaño.
Tus caderas comienzan a ensancharse y aunque no te notes mucha tripa, puede que empieces a tener algunas molestias en la zona.

La consulta de la ecografía de la semana 12, es también el momento de preguntar si todo lo que estás notando y sintiendo es normal. Como con todo lo que ocurre en el embarazo, seguro que necesitas aclarar muchas preocupaciones. Pregúntale a tu ginecólog@ y vuelve a casa sin que te quede ninguna duda.

Mis consejos para la semana 12 de embarazo.

Ahora que has conocido a tu bebé estoy segura que te sientes más unida a él, y eso hace que seas más consciente de la importancia de cuidarle. Por eso, debes esforzarte en llevar una alimentación muy equilibrada, con todos los nutrientes necesarios para que siga creciendo y formándose sin ningún problema.

Recuerda también controlar tu peso. Salvo excepciones, no se recomienda engordar más de 12 kilos en todo el embarazo. Y si no has realizado ninguna actividad física los primeros meses, es hora de comenzar. Caminar, nadar, practicar yoga o pilates te aportará muchos beneficios a tí y a tu pequeño. Pero además de la alimentación y del ejercicio, hay otros cuidados necesarios para que tú y tu bebé paséis estos nueve meses lo mejor posible. Puedes encontrar todos mis consejos y cuidados en cada semana de embarazo para que no te pierdas ninguno.

Espero haberte aclarado todas tus dudas sobre la ecografía del primer trimestre. Y como siempre si te queda alguna pregunta o te apetece hacerte una ecografía conmigo puedes contactarme aquí o dejarme un comentario. Ya sabes que estoy al otro lado de la pantalla.
Y si te ha gustado y lo compartes ¡genial!

Matrona Leticia del Valle

Matrona Leticia del Valle

 

ECOGRAFÍAS POR SEMANAS DE GESTACIÓN

 

Semana 1-2 Semana 3 Semana 4 Semana 5
Semana 6 Semana 7 Semana 8 Semana 9
Semana 10 Semana 11 Semana 12 Semana 13
Semana 14 Semana 15 Semana 16 Semana 17
Semana 18 Semana 19 Semana 20 Semana 21
Semana 22 Semana 23 Semana 24 Semana 25
Semana 26 Semana 27 Semana 28 Semana 29
Semana 30 Semana 31 Semana 32 Semana 33
Semana 34 Semana 35 Semana 36 Semana 37
Semana 38 Semana 39 Semana 40 Semana 41 y 42
Ir arriba