En la semana 21, la n mayoría de las mamás notan ya los movimientos del bebé, sobre todo por la noche estando tumbada.

¿Qué está ocurriendo en tu cuerpo en la semana 21 de embarazo?

En estas semanas es muy probable que te encuentres mejor, ya que tu cuerpo ya se ha adaptado a los cambios hormonales del embarazo y todavía no han aparecido las molestias del último trimestre. Durante el segundo trimestre de embarazo con frecuencia aumenta la libido, de forma sorprendente para ti. No te prives y aprovecha si tu pareja acepta seguirte. En el tercer trimestre, el tamaño del vientre y el cansancio seguramente te lleven a frenar un poco el ritmo.
Es muy probable que se te empiece a notar la tripita de embarazada. El ombligo puede aplanarse o salirse hacia fuera. En ocasiones, los músculos del abdomen se separan y se produce una diástasis de rectos. Te darás cuenta si al tumbarte y levantar la cabeza mirando hacia el abdomen, aparece como un bulto alargado en el centro del abdomen. No es doloroso ni peligroso ni para ti ni para tu bebé.

¿Cómo está creciendo y desarrollándose tu bebé en la semana 21 de embarazo?

Tu bebé sigue creciendo. Mide entre 17 y 18 centímetros y pesa unos 300 gramos.
Su piel, aunque fina, va engrosándose un poco más. Segrega una sustancia blanquecina y pegajosa para protegerle del líquido amniótico. Cuando nazca verás esta capa. Se llama vermix caseosa. Aparecen las glándulas sudoríparas. Se forman las uñas y, lo más emocionante: tu bebé puede oír los ruidos del exterior, así que ya puedes hablarle para comunicarte con él. Aunque sumergido en el líquido amniótico, no percibe los sonidos de igual forma que nosotros, sin duda reconocerá tu voz.
Su sistema digestivo ha madurado, lo que le permite tragar líquido amniótico y absorber algunos nutrientes que ayudan a su desarrollo.
Su médula ósea comienza a producir glóbulos rojos.
En las niñas, la vagina empieza a formarse y en los niños los testículos descienden de la pelvis al escroto.

Mis consejos en la semana 21 de embarazo

En el embarazo se incrementen las necesidades de agua, en parte debido al aumento del volumen plasmático que se produce. Por tanto, tan importante como tener una dieta equilibrada durante el embarazo, es beber una cantidad de líquidos adecuada. Una correcta hidratación te ayudará a mantener la cantidad de líquido amniótico, a prevenir infecciones urinarias, a mejorar el estreñimiento y evitar la deshidratación. Además, en el embarazo el umbral de sed varía y tarda más en aparecer la sensación de sed. Por tanto tenéis que beber 10 vasos de líquido distribuidos a lo largo del día. Si hacéis deporte o la temperatura exterior es superior a 30 ºC, tendréis que aumentar uno o dos vasos más. Si observáis que el color de la orina es más oscuro que el habitual, también debéis beber más aunque no tengáis sed.

Matrona Leticia del Valle

Matrona Leticia del Valle

 

ECOGRAFÍAS POR SEMANAS DE GESTACIÓN

 

Semana 1-2 Semana 3 Semana 4 Semana 5
Semana 6 Semana 7 Semana 8 Semana 9
Semana 10 Semana 11 Semana 12 Semana 13
Semana 14 Semana 15 Semana 16 Semana 17
Semana 18 Semana 19 Semana 20 Semana 21
Semana 22 Semana 23 Semana 24 Semana 25
Semana 26 Semana 27 Semana 28 Semana 29
Semana 30 Semana 31 Semana 32 Semana 33
Semana 34 Semana 35 Semana 36 Semana 37
Semana 38 Semana 39 Semana 40 Semana 41 y 42
Ir arriba