Tu bebé sigue creciendo a buen ritmo y a partir de esta semana, en las ecografías, ya no se puede visualizar al bebé entero, sino por partes.

¿Qué está ocurriendo en tu cuerpo en la semana 23 de embarazo?

A partir de la segunda mitad del embarazo puedes empezar a notar contracciones en el útero. Son las contracciones de Braxton- Hicks. A diferencia de las contracciones que desencadenan el trabajo de parto, tienen una frecuencia e intensidad muy bajas. Son indoloras y no debes alarmarte. Suelen aparecer cuando estás más cansada y ceden con el reposo o cambio de actividad. Su función es preparar las fibras musculares del útero y el cuello uterino para la dilatación cuando llegue el momento del parto.

¿Cómo está creciendo y desarrollándose tu bebé en la semana 23 de embarazo?

Mide entre 20 y 21 cm y pesa unos 450 g.
Su piel todavía es delgada y en ella se empieza a depositar el pigmento que la va a colorear, aunque no adquirirá su color definitivo hasta el final del primer año de vida. También presenta muchas arrugas que se irán alisando progresivamente.
Sus huesos siguen desarrollándose y van pasando progresivamente de tejido cartilaginoso a tejido óseo. Es un proceso de calcificación que comienza en el centro del hueso y progresa hacia los extremos.

Mis consejos en la semana 23 de embarazo

El suelo pélvico es el conjunto de músculos y ligamentos que sostienen a los órganos situados en la parte baja del abdomen. Es como un arco flexible donde se apoyan la vejiga, el útero y el intestino. El estado del suelo pélvico está muy relacionado con la calidad de vida en las mujeres, ya que si de debilitan aparecen problemas como:

  • Escapes de orina (incontinencia urinaria de esfuerzo)
  • Descensos del útero, vejiga o recto (prolapsos)
  • Disfunciones sexuales (dolor, disminución de la lubricación, de la sensibilidad y del placer)

 

En el embarazo la musculatura del suelo pélvico tiene que soportar más peso del habitual. Además, el efecto relajante de las hormonas (sobre todo progesterona y relaxina) hace que el suelo pélvico vaya disminuyendo su capacidad de contracción, lo que se traduce en un debilitamiento muscular. Por eso tienes que hacer ejercicios para fortalecer esos músculos.

Los ejercicios de kegel son adecuados tanto para prevenir como para recuperar la musculatura si ya está debilitada. Si realizas los ejercicios de Kegel al inicio de la gestación disminuye la probabilidad de que padezcas incontinencia urinaria durante el embarazo y en el postparto.

Los ejercicios de Kegel consisten en realizar contracciones repetidas y voluntarias de estos músculos. Aunque la práctica de estos ejercicios es fácil y se puede realizar en cualquier momento y posición, a veces el proceso de aprendizaje es lento y es necesario enseñarlos en consulta. No te desanimes y realízalos a diario. Te aseguro que funcionan. Si tienes dudas a la hora de realizarlos, acude a la consulta de tu matrona.

Matrona Leticia del Valle

Matrona Leticia del Valle

 

ECOGRAFÍAS POR SEMANAS DE GESTACIÓN

 

Semana 1-2 Semana 3 Semana 4 Semana 5
Semana 6 Semana 7 Semana 8 Semana 9
Semana 10 Semana 11 Semana 12 Semana 13
Semana 14 Semana 15 Semana 16 Semana 17
Semana 18 Semana 19 Semana 20 Semana 21
Semana 22 Semana 23 Semana 24 Semana 25
Semana 26 Semana 27 Semana 28 Semana 29
Semana 30 Semana 31 Semana 32 Semana 33
Semana 34 Semana 35 Semana 36 Semana 37
Semana 38 Semana 39 Semana 40 Semana 41 y 42
Ir arriba