Tu bebé está ya bastante desarrollado y su aspecto es muy parecido al que tendrá cuando nazca. Debido a su tamaño y a sus movimientos, es posible que comiences a tener dificultad para dormir y debes aprender a dormir en la posición más segura.

¿Qué está ocurriendo en tu cuerpo en la semana 28 de embarazo?

En la analítica el primer trimestre te solicitaron tu grupo sanguíneo y tu Rh.
El Rh es una sustancia que se encuentra en los glóbulos rojos. El 85% de la población mundial lo tiene (Rh +), el otro 15% de la población carecen de él (Rh-).
Saber tu Rh es importante en el embarazo porque tu bebé se podría ver afectado.
Si tu eres Rh + no ocurriría absolutamente nada.
El problema podría venir si eres Rh-, porque si tu bebé fuese Rh+, tu cuerpo podría considerar a los glóbulos rojos con factor Rh+ como peligrosos. Entonces, crearías anticuerpos para defenderse en una futura ocasión. No tendrías problemas si este fuese tu primer embarazo. Pero si podrías tenerlos en los siguientes embarazos
Para evitarlo, todas las embarazadas Rh-, reciben la vacuna de la gammaglobulina antiD. Es una inyección intramuscular que anula la presencia de anticuerpos contra los glóbulos rojos del feto (isoinmunización) aunque no se sepa el RH del niño.
Cuando nazca tu bebé, mediante una muestra de sangre del cordón umbilical, determinaran su Rh. Si es positivo, te administrarán de nuevo la vacuna de gammaglobulina anti D en las primeras 72h del parto para evitar isoinmunizaciones en tus siguientes embarazos.
Si tu bebé es Rh negativo, no te tendrán que vacunar.

Cómo está creciendo y desarrollándose tu bebé en la semana 28 de embarazo?

Mide entre 35 y 37 cm de la cabeza a los pies y pesa entre 1100 y 1200 gramos.
Su piel empieza a engrosarse debido a la grasa que va acumulando. Su aspecto es cada vez más redondeado y rollizo.
Su sistema nervioso sigue desarrollándose. Su cerebro aumenta de peso y su actividad cerebral aumenta.
Sus ojos ya son sensibles a la luz.

Mis consejos en la semana 28 de embarazo

El Síndrome de Hipotensión Supina es una situación que te puede ocurrir si te acuestas cierto tiempo boca arriba, apoyada sobre tu espalda. La causa es que el peso de tu útero comprime la vena cava inferior, a través de la cual se transporta la sangre de tus miembros inferiores al corazón. Al comprimirse, la cantidad de sangre que llega al corazón es menor, lo que te produce hipotensión. Además, puede que aparezcan otros síntomas como mareo, sudoración, taquicardia o náuseas.

Según avanza el embarazo tu útero pesa más, por lo que aumenta la probabilidad de que te ocurra. En el caso de tengas la tensión alta o diabetes, puede ser especialmente peligroso.

¿Cómo puedes evitarlo?

Durmiendo sobre un lado, con las piernas ya sea estiradas o encogidas. Lo ideal es que cambies de costado cada cierto tiempo. Es probable que al principio te cueste coger el sueño si no estás acostumbrada a esta postura, por lo que te aconsejo que utilices alguna almohada.

Si te despiertas y estabas durmiendo boca arriba y no tienes síntomas, no te preocupes, ponte de lado y vuelve a dormirte.

Matrona Leticia del Valle

Matrona Leticia del Valle

 

ECOGRAFÍAS POR SEMANAS DE GESTACIÓN

 

Semana 1-2 Semana 3 Semana 4 Semana 5
Semana 6 Semana 7 Semana 8 Semana 9
Semana 10 Semana 11 Semana 12 Semana 13
Semana 14 Semana 15 Semana 16 Semana 17
Semana 18 Semana 19 Semana 20 Semana 21
Semana 22 Semana 23 Semana 24 Semana 25
Semana 26 Semana 27 Semana 28 Semana 29
Semana 30 Semana 31 Semana 32 Semana 33
Semana 34 Semana 35 Semana 36 Semana 37
Semana 38 Semana 39 Semana 40 Semana 41 y 42
Ir arriba