La semana 40 es la semana en que más probabilidades tienes de ponerte embarazada. Pero, ¿cómo darte cuenta de que te estás poniendo de parto?

¿Qué está ocurriendo en tu cuerpo en la semana 40 de embarazo?

Dado que en cualquier momento se puede desencadenar el parto, se debe estar atento a las señales que lo indican. En primer lugar por las contracciones uterinas, que vas a sentir de forma primero irregular y poco intensa pero que se irán volviendo más frecuentes e intensas. Cuando esto suceda tu primera reacción será, sin duda, correr al hospital. Intenta no precipitarte, generalmente se aconseja esperar a haber tenido contracciones regulares cada 5 minutos durante al menos dos horas si es el primer parto, y cada 10 minutos durante 1 horas para los siguientes. Esto sirve de referencia pero se adapta en cada caso, según lo que sientas: el dolor que notes y lo tranquila que estés también ayudan a decidir cuándo ha llegado el momento de salir hacia el hospital.

Si rompes la bolsa del líquido amniótico tienes que acudir a urgencias independientemente de si tienes o no contracciones.

La pérdida del tapón mucoso no es sinónimo de parto inminente sino que puede aparecer días antes del inicio del parto. El tapón mucoso tendrá aspecto de moco marronáceo. Si no se acompaña de contracciones ni de sangrado rojo similar a menstruación, no será necesario consultar a urgencias ante la expulsión del tapón mucoso.

En urgencias, te realizarán un tacto vaginal para valorar si el cuello uterino ya ha empezado a dilatarse y por tanto prepararse para el parto. Incluso puede ser normal que mediante el tacto vaginal se realice un despegamiento de las membranas amnióticas para facilitar el inicio espontáneo del parto.

¿Cómo está creciendo y desarrollándose tu bebé en la semana 40 de embarazo?

Sin duda, tu bebé ya se encuentra encajado en la pelvis y puede nacer de un momento a otro. Por fin vas a conocer a tu bebé, al que has llevado en tu vientre durante nueve largos meses. El peso y la talla al nacer varían mucho de un bebé a otro, pero la media se sitúa en unos 50 centímetros de la cabeza a los pies y pesa unos 3,5 kilos de peso.

Mis consejos en la semana 40 de embarazo

Nuevo meses de espera y en pocas horas serás madre. Aunque tu cuerpo se ha preparado bien para este acontecimiento, tu puedes ayudar al proceso
A lo largo de la dilatación muévete, no lo dudes, y ponte en aquellas posiciones que más te alivien, éstas son las que más facilitan la progresión del parto.
La intensidad del dolor te permite seguir la evolución de las contracciones. El dolor aumenta cuanto se acerca la contracción y disminuye cuando termina. Aunque de momento te parezca impensable, el dolor va a ayudarte a ajustar la respiración para favorecer la dilatación. Acéptalo cuanto sea posible y déjate llevar. Entre contracción y contracción, aprovecha para recuperarte y relajarte. Pide la epidural si lo necesitas.

No dudes en hablar con tu matrona, en decirle lo que sientes y pedirle que te explique lo que vaya haciendo. Esto te hará coger confianza con ella y estar tranquila.

Matrona Leticia del Valle

Matrona Leticia del Valle

 

ECOGRAFÍAS POR SEMANAS DE GESTACIÓN

Semana 1-2 Semana 3 Semana 4 Semana 5
Semana 6 Semana 7 Semana 8 Semana 9
Semana 10 Semana 11 Semana 12 Semana 13
Semana 14 Semana 15 Semana 16 Semana 17
Semana 18 Semana 19 Semana 20 Semana 21
Semana 22 Semana 23 Semana 24 Semana 25
Semana 26 Semana 27 Semana 28 Semana 29
Semana 30 Semana 31 Semana 32 Semana 33
Semana 34 Semana 35 Semana 36 Semana 37
Semana 38 Semana 39 Semana 40 Semana 41 y 42
Ir arriba